Skip to main content

El exito del verano en Caracas





Éste es el programa que he hecho todo éste tiempo en Ávila TV, he decidido montar los quince programas.

Comments

Talín said…
He leido un comentario sobre su poema 'posibilidad de escape' al que se ilustró con un dibujo que pensamos que era su retrato y, por lo que escribe, no lo es. Lo lamentamos. Cuando pusimos en Internet la revista 'Caminar conociendo' (en la que usted publicó el poema) creimos que sería bueno adornarla. Pero por lo que se ve nos confundimos. Mas como ya es historia y al parecer a usted no le importa lo dejaremos como está.
Atentamente
More Baker said…
ajaja,Marjorie qué bueno este video!!
Te seguiré con calma.
Saludos!
gracias gente que no conozco y que se toma la molestia de escribir( y aún más la de leer), ustedes me seguiran y yo los querré, disculpen que no conteste antes pero me acabo de enterar...

Popular posts from this blog

Tres cuentitos de Mallory Six

El Pensamiento Viajero:

Un pensamiento, así, revoloteandito, disimulado y sibilino, se le posó en la oreja derecha.
No sabía si entrar y encendió un cigarrito, pero una lucecita al fondo lo hizo pasar y lo invitó a desvestirse.
Era un burdel, un burdelito rojo y fiestero preparado para ese pensamiento viajero.


La insomne
Cuando se acostó ésta vez se rogó a sí misma que por favor, no se le ocurriera soñar lo mismo de nuevo.
Luego se durmió, pero siguió insistiendo en desafiarse.
Arriba de esa gavia intentó avistar un lugar que nadie más veía.
Colgada al fondo de su propia incredulidad siguió señalando el lugar.
Según su propia interpretación, el único lugar posible.
Despertó y estuvo dándose vueltas toda la mañana.
Decidió en un arranque de voluntad , no dormir nunca más, volverse una anoréxica del sueño, vomitar los bostezos, no volver a aburrirse ni a cansarse ni a querer evadirse.
Decidió en fin, mantenerse insomne, hasta que el tiempo de vigilia mostrara sus verdaderos bordes, sus fronteras.
Qu…

Cómo se fabrica una predicción:

Malcom Lowry escribió “Bajo el volcán” durante diez años. Fue un cuento que fue alargando como conviene a toda recreación del infierno. Yo solamente he leído fragmentos pero conozco la historia porque una vez vi en la Cinemateca Nacional en Caracas, la película homónima de Huston. Recuerdo que me dejó una sensación en blanco y negro, que solamente ahora, treinta años después descubro que es un engaño de mi memoria ya que la película está hecha a todo color. Pero claro, la película se estrenó en 1984. Un año alucinante en el cine para mí que tenía 12 años. Fue el año de Karate Kid, de los Cazafantasmas, de Indiana Jones , La historia interminable,  de Terminator y con él la primera buena escena erótica que que vi en mi vida entre Sarah Connor y Kyle.

Hasta me sentí intelectual y me vacilé Amadeus de Milos Forman. Osea, seguro no vi la película sino por lo menos hasta un par de años después. Quizá en 1986, cuando tenía catorce años y mi alma podía ser secuestrada por esa desolación qu…