Friday, June 12, 2009

Dorothy Parker

A Dream Lies Dead

A dream lies dead here. May you softly go
Before this place, and turn away your eyes,
Nor seek to know the look of that which dies
Importuning Life for life. Walk not in woe,
But, for a little, let your step be slow.
And, of your mercy, be not sweetly wise
With words of hope and Spring and tenderer skies.
A dream lies dead; and this all mourners know:

Whenever one drifted petal leaves the tree-
Though white of bloom as it had been before
And proudly waitful of fecundity-
One little loveliness can be no more;
And so must Beauty bow her imperfect head
Because a dream has joined the wistful dead!

Wednesday, June 10, 2009

Par de poemas... Marjiatta


Vamos a ver como se teje una Obsesión:


Tome algo que le maraville,
algo que no pueda comprender
tómelo
disfrútelo
crea que es suyo
sienta lo feliz que es
lo bella que es la vida
piénsese afortunada
crease privilegiada

así, relajadamente
como en un anuncio de coches.

Luego agarra y lo pierde para siempre.

No sabe como.
De lo maravillada que estaba
dobló una esquina fatal
de lo bien que se lo pasaba olvidó el cuidado
las sospechas
y piérdalo,
sin darse cuenta camine muy lejos
váyase
vuélvase vagabunda
decida escapar,
caminar sin tregua
decida la errancia
Y luego
un buen día deténgase o caiga extenuada o tropiece
Y mire para atrás
solo lo justo,
para volverse esa montañita de sal que nunca salió del infierno.


II

Grado Xerox:

El mundo se repite, se autoclona, se hace hiper
se vende a sí mismo , se multiplica, se disgrega
se ahoga, se bombardea.
Metástasis del desconcierto:
La soledad ahora es una excusa para habitar el silencio
no me digas, a través de los televisores, a través de tu banalidad
a través de tu ausencia
que todo está mejor
no me digas que el imperio es generoso
Interferencia
La señal digital será clara o no será.
melodía del orgasmo:
B1-b2-bi,ba-be
¿Cómo podríamos no ser cínicas
y sobrevivir a ésta masacre de la esperanza?
por que aunque ya no quieras verlos, siguen muriendo
porque aunque no los escuches te siguen recordando
no me digas que la distancia es un crimen cuando huye del crimen
no me digas que tú nunca le has vuelto la espalda a nada
porque tu mentira tiene una agenda millonaria tatuada en la parte posterior del cráneo
no me digas que no me escuchas
no me lo digas.
-Bip-bip, el terminal telefónico marcado no se encuentra operativo.
La única salida digna de la desesperación es la ironía
lo siento si no puedes intuir, lo que está más allá de tu propio ego mareado
lo siento si cada vez que te vez en un váter de bar amanecida
no preferirías vivir en el país de nunca jamás
nunca jamás
en un váter de bar amanecida
traspasada por todas las madrugadas de tu vida
desmemoriada de todos esos soles que ya no te contemplan
nunca más la sábana huele a despedida y ese vaso no tiene tras de sí un continente

nunca más olvidar el silencio de las carreteras o el aire caliente de la península en el sur nunca más dejar de encontrar estrellas en las naciones del insomnio

nunca más una nuca sin perfume nunca más una lengua que no se deslice hasta el alma
nunca más un aturdimiento tan desapegado que no sabe de sus culpas
nunca más tu carnaval sin disfraces.
Los árboles fuman niebla
el invierno en una isla es una rebelión espesa
las playas abandonadas
los pueblos
ya no están esos desiertos de la desmemoria ya no están, esos caminos áridos del desconcierto
los mediodías ya no aterran
un piano un ordenador negro una sapiencia carente de rencores
todo ha de morir algún día
todo ha de renacer
no hay forma de escapar ni de oponerse.

Sunday, May 31, 2009

Titulo CADA MINUCIOSA NOCHE DE INSOMNIO



Autor Marjiatta Gottopo
Genero Narrativa
ISBN 978-84-92528-27-1
En su doctrina de los ciclos, Borges, citando a Nietzsche nos dice: el universo es consumido cíclicamente por el fuego que lo engendró, y resurge de la aniquilación para repetir una idéntica historia. De nuevo se combinan las diversas partículas seminales, de nuevo informan piedras, árboles y hombres -y aún virtudes y días, ya que para los griegos era imposible un nombre sustantivo sin alguna corporeidad. De nuevo cada espada y cada héroe, de nuevo cada minuciosa noche de insomnio.

La Caracas de finales de los ochenta, devastada por la corrupción y la crisis, sirve como telón de fondo a un viaje circular en busca de la redención.Una novela que nos muestra cómo en países como Venezuela la realidad social es capaz de abrazar todos los estratos de la existencia.La cocaína, la adolescencia y una sociedad en pleno movimiento sísmico, marcan el inicio de una aventura que se extiende a lo largo de siglos y ciudades, y sin embargo, no suma más de una noche en la vida de la protagonista.Aunque parezca una historia de drogadictos, es una historia del tiempo.El tiempo de las personas y el tiempo de la historia.En la entropía de una adolescencia narcótica, se deslizan todas las noches de la historia, lo urbano se mezcla con lo arquetípico, lo sórdido con lo sagrado.El tiempo y la distancia se confunden en la inminencia de una realidad desgarrada. Los personajes de ésta crónica (de Cronos) permanecen atrapados en una coordenada atípica, la de los ciudadanos de eso que se ha dado por llamar el Tercer mundo. Son los días previos al Caracazo y al estallido social, los días en que Venezuela exporta prófugos y cocaína, los días en los que la democracia es sólo una patraña que preserva intacta la inocencia hipócrita del resto del mundo.
Y volvemos a citar a Borges:

Volverá toda noche de insomnio: minuciosa.
La mano que esto escribe renacerá del mismo
Vientre. Férreos ejércitos construirán el abismo.
(David Hume de Edimburgo dijo la misma cosa.)

No sé si volveremos en un ciclo segundo
Como vuelven las cifras de una fracción periódica;
Pero sé que una oscura rotación pitagórica
Noche a noche me deja en un lugar del mundo.

Entonces estamos ante una fenomenología del desconcierto, narrada en forma de aventura narcótica.La vida en una noche, pero una noche de la historia, la noche de un continente, la noche de un mundo, aunque parezca que sólo es la alucinación de una adolescente perdida..

M-97. Narrativa. 2009. 204 páginas.
14 €.